Gastronomía

¿Te gusta probar platos diferentes? ¿Qué estilo te gusta más? ¿Te atreves con cosas nuevas aunque sean “extrañas”?

2 delicious hamburgers
delicious hambugers

Hoy nuestro tema de interés es la gastronomía, de gustos y de prejuicios. Empezamos con un poco de vocabulario en inglés:

exquisite roast duck
exquisite

Empacho-indigestion
Cocinillas-cook (amateur)
Receta-recipe
Especias-spices
Tabú alimenticio- food tabu
Comestible-edible
Conejo -rabbit
Exquisito-exquisite
Caracoles-snails
Ancas de rana-frog’s legs

Seguro que si alguien te pregunta cuál es tu plato favorito hay alguno o quizá más de uno que acude a tu mente casi al instante: algo salado o dulce, sencillo o elaborado, industrial o casero, algo que acabas de descubrir recientemente o que asocias a momentos especiales de tu vida…

Y seguramente también tienes algún alimento o plato que odias especialmente, por la razón que sea: porque alguien te obligaba a comerlo, porque te gustaba tanto que un día comiste demasiado y sufriste un empacho, porque sólo el olor ya te parece desagradable…

Pero, ¿te has parado a pensar que, al margen de que nos gusten o no existen alimentos que por el motivo que sea son muy difíciles de encontrar allí donde vivimos? Por ejemplo, puede que después de un viaje en el que hemos probado un plato típico de un lugar concreto nos sintamos cocinillas y nos apetezca intentar elaborarlo en nuestra casa, ¿nunca te ha ocurrido?

Bien, en ese caso la primera dificultad puede ser encontrar todos los ingredientes necesarios para poder cocinarlo. Cuando la receta contiene muchas especias o productos muy concretos, es complicado encontrar todo en el supermercado de siempre. Afortunadamente, si podemos dedicarle tiempo (y dinero) existen lugares más especializados como delicatessen; incluso, dependiendo de los productos, quizá podamos encontrarlos en mercados y tiendas donde habitualmente compra mucha gente que procede de ese país o región; también podemos recurrir a internet… Si tenemos suerte, podemos conseguir exactamente aquello que estábamos buscando y las posibilidades de reproducir ese sabor que nos encantó se multiplican. Si no… bueno, siempre se puede recurrir a lo más parecido que hemos encontrado dentro de nuestras posibilidades y hacer nuestra propia versión, que también tiene su mérito ¿verdad?

Sin embargo, hay algunos productos que pueden ser realmente difíciles de encontrar en nuestros países debido a lo que se denominan tabúes alimenticios: elementos culturales, religiosos, etc. que prohíben consumir determinados alimentos. El ejemplo más clásico son las vacas de la India, que se consideran animales sagrados y por lo tanto no se ven como comestibles. Pero no tienen por qué ser razones religiosas: quizás en tu país sea habitual consumir carne de lo que en otros sitios se consideran mascotas, ¿a cuánta gente de Estados Unidos se le ocurriría por ejemplo comprar un filete de carne de caballo o un conejo para cocinarlo y que sea la cena de esta noche?

frog = rana

Esos mismos tabúes son los que hacen que no consigamos entender cómo hay culturas donde se consideran saludables y exquisitos y por ello se consumen masivamente. También puede suceder que resulten tan escasos o caros que se ofrezcan al visitante como un obsequio, como sucede con los famosos caracoles en la cocina francesa o las ancas de rana en muchos países de Europa, Asia y América. Cuando nos ocurre esto es muy difícil guardar las apariencias, pero si vencemos ese rechazo seguramente habrá aspectos de la gastronomía de otros países que nos sorprenderán y ampliarán nuestros horizontes.

Exactamente lo mismo sucede con los idiomas, así que ¡déjate sorprender por LinguaSuite y verás cómo cada vez irás más lejos! Prueba el Test de Nivel – es gratis y te enviaremos un certificado con tu resultado.
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *